JesúsPues Dios hizo que Cristo, quien nunca pecó, fuera la ofrenda por nuestro pecado, para que nosotros pudiéramos estar en una relación correcta con Dios por medio de Cristo. – 2 Corintios 5:21

Cuando tu naciste de nuevo, es decir, le entregaste tu vida a Cristo y lo hiciste Señor y Dios tuyo, no fuiste hecho justo a la mitad o un poquito no más. ¡Tú te convertiste en la justicia de Dios en Cristo! Fuiste hecho coheredero con Jesús del Reino de los Cielos. Eso quiere decir que tienes los mismos derechos en el Reino que el Hijo de Dios!

Jesucristo fue a la cruz para darte lo que Él ya tenía. Fue levantado de los muertos para que pudiéramos vivir a Su imagen. ¡Tú eres la victoria de Dios Padre Todopoderoso, eres más que vencedor en Cristo Jesús! Tú eres todo para el Padre, igual que Jesús. De hecho, la Biblia dice que Dios Padre te ama tanto como ama a Jesús.

Una vez aceptes esta verdad, tu vida cambiará para siempre. Ya no te vas a quedar quejándote porque tu vida es así o asá. Vas a levantarte con la posición de autoridad que Jesús te ha dado y vas a aprender a operar de la manera que Él lo hizo.

Créelo hoy y desecha los pensamientos religiosos del pasado (o presente) y atrévete a ver esta realidad con nuevos ojos.

Las referencias bíblicas del video son tomadas de la Nueva Traducción Viviente

Génesis 3:6. “La mujer quedó convencida. Vio que el árbol era hermoso y su fruto parecía delicioso, y quiso la sabiduría que le daría. Así que tomó del fruto y lo comió. Después le dio un poco a su esposo que estaba con ella, y él también comió.”

Juan 3:16-17. “Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.”

Juan 1:3. “Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él.”

Hebreos 1:2-3 “Y ahora, en estos últimos días, nos ha hablado por medio de su Hijo. Dios le prometió todo al Hijo como herencia y, mediante el Hijo, creó el universo. El Hijo irradia la gloria de Dios y expresa el carácter mismo de Dios, y sostiene todo con el gran poder de su palabra. Después de habernos limpiado de nuestros pecados, se sentó en el lugar de honor, a la derecha del majestuoso Dios en el cielo.”

Romanos 10:17. “Así que la fe viene por oír, y el oír por la Palabra de Cristo.”

Juan 17:23. “Yo estoy en ellos, y tú estás en mí. Que gocen de una unidad tan perfecta que el mundo sepa que tú me enviaste y que los amas tanto como me amas a mí

RelatedPost

Comentarios

comments