life-purposeCuando llegamos a Cristo, Él nos llena de pasión y nos infunde un nuevo propósito, que pienso que se descubre poco a poco y dura toda la vida. La idea es que sea tal la pasión que nos consuma y nada nos detenga.

Así como cuando Jesús vino a la tierra, que su propósito era proclamar el Reino de los Cielos y lo hizo hasta morir. Cumplió su misión a cabalidad. Pero desafortunadamente, algunos cristianos tienen sueños dados por Dios pero esos sueños mueren con ellos, no podemos dejar que eso siga pasando.

Porque Dios es tan maravilloso que para cada uno de los 7 billones de personas en este mundo, nos ha dado un propósito y sueños específicos que solo ese individuo los puede cumplir. Es cierto cuando digo que cada uno de nosotros es especial y que el mundo necesita lo que tenemos para dar, porque así lo decidió Dios. Y cuando cumplimos ese propósito hay un gozo indescriptible.

Dentro del propósito de hacer algo por la familia, los demás y nosotros mismos, también está el propósito de descansar. Dios Padre quiere que nuestra identidad esté basada en la relación de hijos del Rey y no en las actividades. La identidad de hijos nos acerca a Dios Padre, mientras la identidad basada en las actividades nos alejan de Él.

Cada momento de tu vida, vívelo con intencionalidad. Hazlo con un propósito, vive tu vida como hijo y no como siervo. Dios Padre quiere que seamos consumidos con Su amor y que entremos en Su descanso.

Y cuando realices tus actividades, sepas que lo haces no porque estés ganando el favor del Padre o Su amor, sino que lo haces porque lo amas y quieres expandir el reino.

Las referencias bíblicas del video son tomadas de la Nueva Traducción Viviente

Romanos 10:17. Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Salmo 119:105. Tu palabra es una lámpara que guía mis pies y una luz para mi camino.

Hebreos 4:1. Todavía sigue vigente la promesa que hizo Dios de entrar en su descanso; por lo tanto, debemos temblar de miedo ante la idea de que alguno de ustedes no llegue a alcanzarlo.

Hebreos 4:9. Así que todavía hay un descanso especial en espera para el pueblo de Dios.

Filipenses 3:7-9. Antes creía que esas cosas eran valiosas, pero ahora considero que no tienen ningún valor debido a lo que Cristo ha hecho. Así es, todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo y llegar a ser uno con él. Ya no me apoyo en mi propia justicia, por medio de obedecer la ley; más bien, llego a ser justo por medio de la fe en Cristo. Pues la forma en que Dios nos hace justos delante de él se basa en la fe.

1 Corintios 9:19-23. A pesar de que soy un hombre libre y sin amo, me he hecho esclavo de todos para llevar a muchos a Cristo. Cuando estaba con los judíos, vivía como un judío para llevar a los judíos a Cristo. Cuando estaba con los que siguen la ley judía, yo también vivía bajo esa ley. A pesar de que no estoy sujeto a la ley, me sujetaba a ella para poder llevar a Cristo a los que están bajo la ley. Cuando estoy con los gentiles, quienes no siguen la ley judía, yo también vivo independiente de esa ley para poder llevarlos a Cristo; pero no ignoro la ley de Dios, obedezco la ley de Cristo. Cuando estoy con los que son débiles, me hago débil con ellos, porque deseo llevar a los débiles a Cristo. Sí, con todos trato de encontrar algo que tengamos en común, y hago todo lo posible para salvar a algunos. Hago lo que sea para difundir la Buena Noticia y participar de sus bendiciones.

Comentarios

comments